Diez dólares por una escuela

marie_da_silva_2

“Basta con que una sola persona se ponga de pie, confíe en su misión y actué, para hacer la diferencia.”

Marie Da Silva

Malawi – Educadora

En Malawi más de 400 000 niños han perdido, al menos, uno de sus padres a causa del SIDA. El VIH/SIDA afecta a más de un millón de personas en el país africano, incluyendo 83 000 niños. La tercera parte de las madres infectadas contagia el virus a sus hijos. El abuso infantil, la explotación sexual y el trabajo infantil constituyen problemas graves que afectan especialmente los niños huérfanos en Malawi.

Maria Da Silva ha sufrido en carne propia la pandemia en su país, perdiendo a catorce miembros de su familia de SIDA, incluyendo a su padre y su hermano, ambos fallecieron un mismo mes a días de diferencia “ver sufrir a mi padre, verlo morir y a los días ver morir a mi hermano fue demasiado. El dolor de enterrar dos miembros de tu familia casi al mismo tiempo es muy grande”.

Marie nació y se crió en Che Mboma (Malawi). Migró a Inglaterra a los 18 años para cursar estudios superiores, se casó y se mudó a Nueva York y luego a Tokyo. Viviendo en Japón, se divorcia de su esposo, estando embarazada de seis meses. En este estado Marie buscaba ser feliz “y yo sabía que lo que la haría feliz era trabajar con niños. Siempre quise trabajar con niños. En los Estados Unidos quería hacer labor de voluntaria pero desafortunadamente como nunca había trabajado con niños,  no pude lograrlo. Me dije que siendo niñera podría lograr la experiencia que requerían, así que me lancé”.

Mi casa, tu escuela; mi muro, tu pizarra

En 1994 a su regreso a Estados Unidos, luego de su divorcio en Japón, Marie recibe la noticia que su padre y hermano estaban muriendo por el SIDA. Además, sus sobrinos huérfanos se veían forzados a abandonar a escuela que cerraba sus puertas “eso significaba que ellos y el resto de niños no podrían seguir escolarizándose. Además la escuela más cercana esta colmada, ¡habían 100 estudiantes por un solo profesor! No podíamos solventar una escuela privada”. En aquella época, la madre de Marie, Aisha Da Silva, vivía sola luego del fallecimiento de su esposo. A solicitud de Marie, Aisha brindó espacios de su propia casa para crear una escuela y poder educar a los niños que acababan de quedarse sin una “mi madre no titubeó en ningún momento y abrió las puertas de su casa para crear una pequeña escuela. Ella siempre creyó que la educación es el pilar principal en nuestras vidas, siempre dijo ‘aunque sus matrimonios fracasen, con educación pueden crear sus propios caminos’”.

Allí donde antes hubo una habitación, una sala, una cochera se creó salas de clase. Los niños y nuevos estudiantes se sentaban en el piso, sin pupitres ni ningún tipo de útiles escolares. Marie pintó algunas paredes de negro para convertirlas en pizarras improvisadas y empezar con las clases. “Al principio los niños pagaban un poco de dinero por la escuela, pero luego, en conversaciones con mi madre dijimos que si mis sobrinos huérfanos no pagaban, los otros niños que eran huérfanos también, no tenían porque pagar. Así la escuela pasó a ser totalmente gratuita”.

En aquella época Marie trabajaba como niñera para la conocida presentadora de televisión Ricky Lake “ganaba mi vida bastante bien trabajando para una artista de televisión. Cuando creamos la escuela, enviaba la mitad de mi salario a mi madre para que ella pague los gastos de la escuela. Poco a poco, hubieron más niños sumándose a la escuela”.

Sin embargo muchos de los alumnos de Jacaranda fueron abandonando la escuela “tenían ganas de estudiar pero el estómago vacío. No les dábamos comida así que muchos dejaron de ir a clases”. Bajo el consejo de un amigo, Marie decide crear la fundación Jacaranda, que le daba la posibilidad de poder brindar más ayuda a un mayor número de niños “cuando se creó la fundación en Nueva York, me presenté a quienes solicitaba donaciones y narraba mi historia. Creé un video y mostraba fotos de la escuela así con proposiciones, solicitando apoyo pero nunca recibí ninguna respuesta. Con el tiempo me di cuenta de la razón: inocentemente, conté mi realidad tal y cual era. Quizás mi error fue decir desde un principio que trabajaba como niñera, entonces ¿quién daría dinero a una niñera trabajando en Estados Unidos para enviarlo a África donde decía tener más de 300 niños en su casa? Nadie podía probar que lo que yo decía era cierto, así que la gente no creyó en la historia”.  Ante esta negativa, Marie se volcó hacia sus colegas niñeras con un discurso fácil a entender “les decía que ellas eran mujeres y madres y como tales podían entenderme. Les dije que si nos apoyaban con 10 dólares por mes yo sería capaz de alimentar a los niños de la escuela, y así ellos volverían a estudiar”: Funcionó.

Jacaranda financió los primeros siete años de creación con el salario de niñera de Marie y con el apoyo de sus colegas. Para el 2008, había 230 niños en Jacaranda, casi en su totalidad huérfanos a causa del sida. La cadena de noticias norteamericana, CNN, conoció la historia de Marie y la nombró una de las diez héroes de CNN en la versión del 2008 “en ese momento, la vida de Jacaranda cambió totalmente. Empezamos a recibir donaciones de todo el mundo, de personas que habían sido conmovidas por nuestra historia”.

Marie ahorró el dinero de las donaciones y cumplió uno de los deseos de su difunta madre “en Malawi, la educación secundaria no es gratuita. Los huérfanos que reciben educación primaria ven truncados sus futuros una vez que deben entrar a la secundaria. Así que, con el dinero de las donaciones, mejoramos nuestras infraestructuras y además construimos una escuela secundaria. El 24 de octubre del 2008 abrimos nuestras puertas a 160 estudiantes de escuela secundaria y Jacaranda se convirtió en la primera y única escuela secundaria gratuita de todo el país”.

Actualmente Jacaranda educa 400 huérfanos de manera gratuita, en un ambiente familiar.

El Mejor Atuendo de Mi Vida

La escuela Jacaranda tiene resultados académicos notables en Malawi. Sus alumnos trabajan para diferentes organismos, incluyendo el banco comercial internacional de Malawi.  La tasa de aprobación de exámenes para la certificación escolar del Ministerio de Educación de Malawi fue del 87,5%.

Jacaranda puede también enorgullecerse de los talentos artísticos que va educando, además de niños pintores, actores y cantantes, la última estrella es Jhon Samson (13). John es un niño huérfano que vivía en las calles de Malawi, estudiante de Jacaranda, es el último ganador del concurso de ensayos de la Royal Commonwealth Society. John narra bajo el título “El Día que Vestí mi Mejor Atuendo” su experiencia cuando recibió su primer uniforme escolar. Citando el ensayo de John “El 2009 me convertí en huérfano. Cuando perdí a mi abuela, las cosas empeoraron. Un tío que debía ser mi apoderado, me abandonó. Así que tuve que vérmelas por mi mismo y por mi hermanita Eunice. Tenía que conseguir dinero para comer (….) Algunas veces no teníamos que comer, pero aun así siempre tuve en mente lo que mi madre me decía, que la manera más segura para salir de la pobreza es la educación (…)  Mi uniforme es mi vestimenta favorita porque no me hace sentir diferente de otros niños, nadie sabe de dónde vengo”. John, quien concursó con otros 8 500 participantes de todo el mundo, será premiado por la reina Elizabeth en noviembre.

Sirviendo a la Comunidad

Jacaranda empezó con 11 libros y ahora tiene una biblioteca con más de 3000 busca ser una escuela auto sostenible “No podemos esperar que las personas nos ayuden todo el tiempo. Cuando era niña, me enseñaron a trabajar muy duro para lograr mis objetivos, ese fue el legado de mis padres. No podemos esperar que otros vengan a rescatarnos todo el tiempo. Me enseñaron que, a través de la educación podemos tener un futuro mejor”. El Jacaranda de Marie crece bajo las enseñanzas de sus padres. La escuela ha introducido un programa autosustentable “empezamos con una granja de pollos de 200 pollos de engorde y 200 ponedoras. Los pollos y los huevos sirven para la alimentación de los niños, el exceso lo vendemos. También hay una jardín de vegetales que sirve además para que los niños aprendan la agricultura, tenemos cultivos de maíz, frijol, soya, espinaca, coles, tomates, zanahorias, patatas irlandesas, la batata y la mandioca. Los niños reciben parte de la cosecha que llevan a sus hogares y que sirve para alimentar a toda su familia, y otro porcentaje de la cosecha se vende. Hemos creado una tienda con nuestros productos en la tienda de la escuela. Así somos autosostenibles porque todas las ganancias de las ventas de volver en el mantenimiento de la escuela”.

La escuela y sus proyectos marcan un ejemplo a seguir para todas las comunidades circundantes. Esta es la única escuela en Malawi que ofrece educación a niños huérfanos, además de contar con programas de nutrición y de salud para los estudiantes y sus familias.

Este año, están construyendo una clínica en las instalaciones “habrá una enfermera de la escuela lo que permitirá llevar un registro de salud de cada uno de nuestros niños. Por desgracia, muchos niños  nacen siendo seropositivos. Aquí, la escuela colma la mayor parte de sus necesidades de salud y nutrición. Además de transporte para ir al hospital y recibir sus tratamientos. La escuela no se preocupa solo porque los niños asistan a la escuela. Se trata de proporcionar alimentación y atención médica para que los niños permanezcan en la escuela y, al mismo tiempo, ayudar a sus familias”.

Desde el reconocimiento de CNN Heroes, Marie se ha convertido en una portavoz de los huérfanos de Malawi “hablo de cómo el servicio a la comunidad es importante, y cómo con un inicio sencillo se puede cambiar la vida de mucha personas”.

Marie lleva a cabo talleres y da conferencias en escuelas de los EE.UU para sensibilizar sobre el tema de los huérfanos no sólo en África, sino en todo el mundo “basta con que una sola persona se ponga de pie, confíe en su misión y actué, para hacer la diferencia. Sigo llegando a diferentes organizaciones y al público en general para solicitar donaciones y poder financiar mi misión. Jacaranda no tiene un fondo permanente de donación regular. Con compromiso, dedicación y ciertos fondos, podemos llegar muy lejos”.

Marie finaliza “es solamente a través de la educación que damos la oportunidad de un futuro mejor y más brillante a nuestros jóvenes y niños. Es importante aprender esto desde jóvenes y ponerlo en práctica”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los niños de Jacaranda necesitan siempre de un apoyo, si desea conocer más sobre esta escuela modelo y colaborar con Marie, no duden en visitar http://www.jacarandafoundation.org

Entrevista: XMA

Fotos: Marie Da Silva

 

 

Anuncios

Un comentario en “Diez dólares por una escuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s