Causa de Muerte: Mujer

 

Linda Forsell - MujeresMundi

“La violencia doméstica es frecuente en todas las razas, orígenes sociales y económicos, culturas, religiones y tipos de relaciones”.

Linda Forsell

Reportera gráfica

– Suecia –

La violencia doméstica, a pesar de la mediatización de algunos casos específicos y la formulación de leyes más estrictas contra los perpetradores, ha ido en aumento en los últimos años. Mientras que los casos de violencia de género crecen en número, al mismo tiempo el hecho de que sea un tipo de violencia oculto entre las cuatro paredes familiares es motivo de preocupación de varios organismos. Tal es el caso de la Organización Mundial de la Salud (OMS) quién a principios de este mes, publicó una serie de reportes[1] donde se denuncia que alrededor de un tercio de mujeres han sido física o sexualmente agraviadas por una pareja actual o anterior. La directora general de la OMS, Dra. Margaret Chan calificó la problemática de la violencia de género como “un problema de salud mundial de proporciones epidémicas”. Otros expertos agregaron que la detección de la violencia doméstica, debe añadirse a todos los niveles de atención de la salud. Entre los resultados mostrados: 40 por ciento de las mujeres asesinadas en todo el mundo fueron víctimas de su pareja. Así mismo, ser violentadas por sus esposos o novios era el tipo de agravio más común en las mujeres.

La violencia doméstica se atribuye a una serie de factores culturales, sociales, económicos y psicológicos profundos y sus consecuencias son mucho más devastadores de lo que se podría imaginar. La violencia doméstica incluye aspectos físicos, sexuales, verbales, emocionales y psicológicos, y puede tomar la forma de amenaza e intimidación, la coerción económica entre otras. La mayoría de los casos no son denunciados y no existe registro de los mismos.

Informando lo oculto

Nicole Kashamuko, Samia Sawar, Maggie Wardle, Encarnación Rubio, Susana Chávez (… la lista continúa) tienen una conexión común: todas fueron víctimas mortales de la violencia doméstica mientras que tenían orígenes socioculturales y económicos diferentes. “La violencia doméstica es frecuente en todas las razas, orígenes sociales y económicos, culturas, religiones y tipos de relación”, dice Linda Foresell. De hecho, es una realidad que la violencia doméstica ocurre en todos los tipos de familias, ricas y pobres, urbanas, suburbanas y rurales. Más del 30 por ciento de las admisiones hospitalarias salas de emergencia en los EE.UU. son las mujeres que han sufrido abuso doméstico[2].

Causa de muerte: mujer, es un informe de investigación sobre la violencia contra las mujeres realizado por Linda Forsell, Karin Alfredsson y Kerstin Weigt. De 2010 a 2012, Forsell captó en imágenes la situación de violencia contra la mujer en diez países; fotografiando a las sobrevivientes y activistas que trabajan por un cambio. Además, el equipo también entrevistó a los familiares de las víctimas fallecidas a fin de contar sus historias. El resultado es un proyecto profundo de 150 casos en los EE.UU., Sudáfrica, Egipto, Suecia, Pakistán, México, Brasil, Congo, España y Rusia.

Linda explica cómo empezó el proyecto “Karin Alfredsson – quién tiene una vasta experiencia en el tema de la mujer – encontró unas estadísticas del Banco Mundial de hace unos veinte años atrás, donde se mencionaba que la violencia doméstica, hiere y mata a más mujeres que los accidentes de tránsito, malaria y guerra juntas. Evidentemente nos dijimos que esta situación demencial debe cambiar y tenemos que hacer algo para esto. Tuvimos la oportunidad de hablar con algunas personas de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ASDI). Así todos estaban de acuerdo en la complejidad del tema y también lo poco denunciado que es como problema en sí y no solo en la mediatización de casos a parte” . La principal fuente de financiación la recibieron de la ASDI y de la fundación Sigrid Rausing Trust.

El equipo de trabajo comenzó con un viaje de ensayo a Pakistán para tener material y poder demostrar lo que buscaban con su proyecto “el primer viaje fue financiado por Stieg Larsoon -, el autor del bestseller La Chica del Tatuaje de Dragón – En ese momento, una vez el trabajo empezado se buscó a personas interesadas en el tema que nos apoyarían a crear una red importante (…) Nuestro objetivo era poner la problemática sobre la mesa y cuestionar el por qué se hablaba tan poco en comparación con otros temas en los medios (…) A veces no nos damos cuenta de que sea a donde vayamos la violencia doméstica existe. Yo diría que la violencia doméstica existe en  todos los países del mundo, ya sea violencia física o psicológica “.

Al momento de elegir los países a investigar, el equipo de Causa de Muerte: Mujer, no quería estigmatizar a alguna cultura o región geográfica específica “no queríamos dar la impresión de que veníamos desde Suecia  a dar lecciones sino de que la cuestión de violencia doméstica es una realidad también en nuestro propio país”.

Linda, Karin y Kersin viajaron durante año y medio a diez países diferentes y trabajaron en el proyecto en sí durante nueve meses. El principal resultado es una plataforma en línea donde los reportajes puedan ser leídos. Existe también una sección donde la gente puede descargar las imágenes y material de formación para talleres “era necesario crear una plataforma que nos permita alcanzar la mayor cantidad de público posible. Cuando hablamos con las ONG se nos preguntó sobre el material que podrían utilizar en su trabajo . Así que se desarrollaron manuales para preparar talleres y discutir los diferentes rostros de la violencia. Este es el resultado principal. También tratamos de publicar y diseminar nuestro material ampliamente. Los artículos fueron publicados en revistas y periódicos en China, EE.UU. y Suecia ” .

De hecho, la violencia doméstica es un asunto complejo. Al igual que sus efectos, algunas de las causas de la violencia son fáciles de ver, otros están profundamente arraigadas en el entorno sociocultural, obligando a las víctimas a guardar silencio sobre sus experiencias, considerando incluso como una parte normal de su vida. Según el informe de la OMS, sólo el 25 por ciento de las mujeres víctimas que han sobrevivido a abusos violentos buscan ayuda médica. Lo que es peor, un porcentaje aún menor de tales víctimas buscan ayuda legal. Alrededor de 86 por ciento de las mujeres no están seguras en su propia comunidad y con respecto al número total de mujeres asesinadas, la mayoría de ellas murieron a manos de personas que conocían.

“- A pesar de que la violencia siempre ha estado presente, el mundo no tiene que aceptarla como una parte inevitable de la condición humana. A medida en que ha existido violencia, también se han desarrollado sistemas -. religiosos, filosóficos, jurídicos y comunales – que han crecido para prevenir o limitar dichos factos. Ninguno de ellos ha tenido un éxito completo, pero todos han proporcionado su contribución a esta marca que define la civilización — “[3]. Es cierto que a pesar de que nuevas leyes han sido formuladas, la implementación de las mismas ha sido deficiente en algunos países. Por lo tanto, la situación exige la correcta aplicación de los compromisos asumidos por el gobierno. Aunque el gobierno ha prometido tolerancia cero a la violencia contra las mujeres y las niñas, sin embargo, fuertes acciones se deben tomar contra los implicados en actos de violencia, las atrocidades y la discriminación contra las mujeres. La violencia doméstica no es un asunto privado o familiar para ser resuelto dentro de las cuatro paredes de una casa. Es un problema social generalizado en todas las clases de la sociedad. En primer lugar, existe la necesidad urgente de dar prioridad a la igualdad de la mujer, la seguridad, la dignidad, la autoestima y el derecho a gozar de las libertades fundamentales en las agendas de los gobiernos. Medidas adecuadas para mitigar el problema de la violencia doméstica se deben tomar con urgencia en una escala más grande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según Naciones Unidas, más de 600 millones de mujeres viven en países donde la violencia doméstica no es considerada un delito.

El proyecto de Linda Forsell, Causa de la Muerte: Mujer, proporciona información valiosa que contribuye a poner en relieve la violencia estructural que afecta a las mujeres de todo el mundo. Actualmente Forsell está trabajando en un proyecto sobre la violencia de los carteles y su impacto en las jóvenes en Guatemala “se habla mucho acerca de las personas que son asesinadas en el entorno de la guerra civil. Pero no hay nada de lo que sucede a la gente común en este contexto” .

Leer más sobre Causa de Muerte: Mujer en su página web http://www.causeofdeathwoman.com.

Lea más sobre el trabajo de Linda en http://lindaforsell.com/

Artículo: XM

Fotos: Linda Forsell del proyecto Causa de Muerte: Mujer


[1] A nivel mundial, la revisión de la OMS encontró que el 30 por ciento de las mujeres se ven afectadas por la violencia doméstica o sexual por parte de sus parejas. El informe se basó en gran medida en estudios realizados de 1983 a 2010.

[2] Encuesta del 2002 por la American Bar Association – Comisión de violencia doméstica y abuso sexual

[3] World Report on Violence and Health – Organización Mundial de la Salud. Octubre 2002.

Anuncios

Un comentario en “Causa de Muerte: Mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s